Áreas Quirúrgicas Desarrolladas

Áreas Quirúrgicas Desarrolladas

Patologías de Glándulas Salivales: Xerostomía y Tumores

Una de las defensas más importantes para la boca, por no decir la más importante, la constituye la saliva. Dada sus múltiples propiedades físicas, químicas y biológicas es que hace posible muchas de las funciones características de la boca, las cuales se ven invariablemente mermadas por un signo que es muchas veces subestimado por los pacientes y también por odontólogos y que tiene una presencia relevante en la población: Uno de cada cuatro adultos mayores de 55 años tiene signos falta o ausencia de secreción salival o Xerostomía.

 

La xerostomía consiste en una disminución subjetiva de la secreción salival, denominada también boca seca, donde hay menos cantidad de saliva de lo normal, sin tener una definición entre límites normales y anormales.

 

La saliva esta compuesta en un 96% por agua, siendo el resto de sus componentes moléculas orgánicas (sales minerales, proteínas, enzimas, etc.) y electrolitos, siendo producida por Glándulas salivales (Mayores y Menores) las cuales vacían su contenido por toda la cavidad bucal. Dicha secreción es regulada por el sistema nervioso y se llegan a producir desde 500cc. hasta 1.5lts. de saliva dependiendo de la hora del día y la estimulación.

 

Con todo esto podemos deducir las muchas funciones que cumple la Saliva (digestiva, fonética, defensiva, sensitiva, sensorial), las cuales se encuentran comprometidas cuando existe disminución del flujo salival que puede producir gran impacto en la calidad de vida de estos pacientes, los que pueden presentar dificultad para hablar, comer y dormir.

 

Aunque no es considerada como una enfermedad por si misma, la Xerostomía es un síntoma que puede implicar la presencia de alteraciones relacionadas directamente con las glándulas salivales o ser el resultado de trastornos sistémicos. Las causas de la xerostomía son la consecuencia de varias condiciones de tipo reversibles o irreversibles entre las cuales encontramos:

·         La Ingesta de Medicamentos,

·         Tratamientos para el Cáncer (radiación y/o quimioterapia)

·         Resultados de tratamientos quirúrgicos

·         Alteraciones Psicológicas

·         Enfermedades autoinmunes (como el Síndrome de Sjögren y el Lupus Eritematoso Sistémico entre otras).

 

Los signos y síntomas que pueden darse origen por la falta de saliva son: sensación de sequedad y ardor en boca, lengua y garganta; lengua “agrietada”, molestias al utilizar las prótesis dentales, aparición de enfermedades oportunistas como infecciones por hongos (candidiasis), necesidad de ingerir líquidos frecuentemente, adherencia de las comida en las mucosas y dientes, aumento de la placa bacteriana, filtración y desalojo de obturaciones, aumenta el índice de caries en sitios poco comunes y mal aliento (Halitosis). En los pacientes con xerostomía, la masticación, la deglución y el habla se dificultan debido a la disminución de lubricantes salivales, los alimentos no se degustan si no se encuentran disueltos, ya que la saliva actúa como medio para la activación de receptores de las papilas gustativas, conjuntamente, hay aumento en la sensibilidad de los sabores fuertes (salado, ácido), etc.

 

Existen pruebas específicas como ayuda diagnóstica del flujo salival como son la sialometría (medición de la cantidad de saliva producida), sialografía y sialotomografía (radiografías y scanners de glándulas salivales), la sialoquímica (detalla la composición y concentración de la Saliva), el ultrasonido, la resonancia magnética y la biopsia de glándulas salivales son pruebas que también pueden ser utilizadas para el diagnóstico de patologías en las glándulas salivales.

 

El control del paciente con xerostomía se inicia con una historia clínica completa con el fin de diagnosticar la alteración y su etiología, para luego instaurar un plan de manejo y tratamiento individualizado para cada caso, aliviando o eliminando los signos y síntomas de la xerostomía.

 

No hay una fórmula preestablecida para el tratamiento de este tipo de paciente, pero existen diversas alternativas protocolizadas para aliviar a los mismos. El manejo del paciente con xerostomía se realiza a través de muchas diferentes vías que incluyen medidas preventivas (programa de educación para el paciente con recomendaciones individuales), manejo de los tejidos duros y blandos de la cavidad bucal, manejo protésico adecuado al caso y manejo interdisciplinario del paciente.

 

Los tumores de las Glándulas Salivales si bien no son tan frecuentes, pueden generar muchas disfunciones debido a su ubicación, cercana a estructuras nobles (grandes vasos sanguíneos, Nervios), un alto potencial de malignización de sus lesiones y la rica relación con estructuras linfáticas (Linfonodos). el Reconocimiento de alteraciones (sequedad bucal, masas asociadas) y con ello la autopalpación, los controles con su especialista, pasan a ser cruciales en el manejo y control de dichos órganos.

 

Infórmese con su Especialista, prevenga, pesquise y/o maneje las diversas complicaciones que puede provocar una “Boca Seca”.

Reserva en Línea

logo Máxilo Facial Iquique